Los alimentos precocinados y la salud

alimentos precocinados

Cuando charlamos de comestibles precocinados, la primera cosa que debemos saber es a qué género de productos nos referimos y qué nos aportan verdaderamente.

Hoy en día los alimentos saludables son muy demandados como explican en ete artículo. No todos y cada uno de los comestibles que han sufrido un proceso de transformación se les llama comestibles precocinados, como puede ser, por poner un ejemplo, el pan; sino más bien aquellos que han sido preparados industrialmente y se preservan en latas, botes de vidrio, bolsas, etcétera y que con calentarlos en el microondas o bien saltearlos dos minutos en la sartén es suficiente para ser consumirlos.

El porqué de tanto éxito de estos comestibles es muy simple de entender: todo se resume en el ritmo de vida que llevamos. Así sea pues comemos fuera de casa o bien pues siempre y en toda circunstancia vamos con prisa, siendo muy simple ahorrar tiempo con esta clase de comestibles precocinados. Además de esto no precisan mucha manipulación y la data de caducidad puede ser de hasta meses; con lo que volvemos ahorrar tiempo mas esta vez en hacer la adquisición pudiendo ir aun una vez por mes.

Si quieres comer alimentos precocinados de calidad nostros te recomendamos http://www.precocinadosfrimesa.es/

¿Qué nos aportan verdaderamente?

La fabricación de congelados como pizzas, croquetas, empanadillas, etcétera Asimismo conservas, así sean en lata o bien botes de vidrio como las verduras, albóndigas o bien fabada; las sopas de sobre o bien purés y envasados al vacío.

Mas, como todo en esta vida, no se puede abusar de este género de comestibles en tanto que asimismo tienen muchos inconvenientes, probablemente más que beneficios, siendo lo idóneo consumirlos ocasionalmente.

Son comestibles que poseen altas cantidades de sal, grasas sobresaturadas y azúcares, produciendo problemas médicos en quienes lo consumen diariamente como por poner un ejemplo obesidad, diabetes, hipertensión y también hipercolesterolemia.

Asimismo se ignora el aceite con el que ha sido cocinado, siendo poco probable que se haya usado el aceite de oliva. Además de esto, la pérdida de nutrientes es altísima, tratándose por consiguiente de comestibles poco nutritivos. Por otra parte, el aporte de aditivos, que pueden producir alergias, aparte de otras enfermedades.

Ciertos potenciadores del sabor serían los glutamatos, guanilatos, inosinatos, etcétera Y todo esto sin contar el costo, puesto que esta clase de comestibles acostumbran a resultar bastante costosos equiparados con las comidas que se hacen en casa.

Si bien podemos leer en el etiquetado su composición, hay mucha falta de información como, por poner un ejemplo, el género de materia prima usada, el sistema de cultivo, cantidad del aditivo, presencia de alérgenos, cantidad precisa de ciertos nutrientes, etcétera Por todo ello y pues además de esto considero que el alimento de siempre y en todo momento es la que nos sostiene saludables, os aconsejo que evitéis esta clase de comestibles y si bien nos lleve un poco más de tiempo, comer comida casera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *