Aire acondicionado según tus necesidades

AIRE ACONDICIONADO

Comprar el mejor aire acondicionado para nuestra casa es una decisión muy importante ya que tenemos que tener en cuenta las necesidades que debe cubrir. Cada vivienda tiene sus características propias y, además, todos los usuarios tienen un ritmo de vida particular.

Actualmente, podemos encontrar en el mercado una gran variedad de aparatos y sistemas de climatización por lo tanto hay que tener claro una serie de conceptos y factores a la hora de elegir el equipo de climatización más adecuado para nuestro confort.

El espacio a climatizar

Calcula las frigorías que necesitas para refrigerar tu hogar, teniendo en cuenta la relación de 100 frigorías/1 metro² como medida general. Las dimensiones de las estancias y alturas de la mismas marcan la potencia que necesita un equipo de climatización para ser realmente efectivo. Es decir, para una estacia de 10 metros cuadrados harían falta un mínimo de 1000 frigorías.  Si queremos realizar la conversión de vatios a frigorías, debemos multiplicar el valor de potencia de nuestra máquina de aire acondicionado por 0,86.

De todos modos, esta valoración es relativa y es mejor que lo haga un profesional autorizado porque definir las frigorias que necesitas también depende del lugar dónde se ubique la vivienda, orientación, si está muy expuesta al sol, la cantidad de personas que viven en ese hogar o si hay algunas deficiencias de aislamiento como muchas superficies acristaladas o con ventanales… haciendo que puedas necesitar una potencia y cantidad de frigorías mayores.

¿Obras, sí o no?

Muchas personas se resisten a poner aire acondicionado por la pereza de realizar en su hogar las obras necesarias para la instalación del sistema. También puedes optar por una solución más rápida, e igualmente válida: los equipos portátiles. Consumen más que un split de tecnología inverter, pero resultan muy eficaces para resolver necesidades puntuales de climatización.

Igualmente, puedes optar por una obra de instalación mínima colocando un aparato de aire acondicionado split o multisplit, en el caso que quieras refrigerar diversas estancias a la vez.

¿No te importan las obras?

Si lo que buscas es una solución integral, un aire acondicionado de conductos conseguirá una distribución uniforme y efectiva de la refrigeración en toda la vivienda o lugar de trabajo. Además, tiene la ventaja de que queda perfectamente integrado en las estancias.

El control del aparato

Los equipos de aire acondicionado más modernos ofrecen sistemas de control y funcionalidades que ayudan al ahorro de energía. Así, un sistema con sensores de presencia permite que el aparato se active o reduzca su potencia si se detecta que hay gente en la estancia.

También muchos aparatos de aire acondicionado modernos cuentan con sistemas de control wifi, que nos dan la opción de accionar el dispositivo o regular la temperatura con un dispositivo móvil.

La eficiencia

Sean cuales sean nuestras necesidades de climatización, no podemos dejar de tener en cuenta la eficiencia energética del aparato de aire acondicionado que elegimos para nuestro hogar. Optar por equipos de climatización con etiqueta A nos permitirá ahorrar energía e, incluso, las emisiones que lanzamos al medio ambiente.

Además, la tecnología inverter permite regular el funcionamiento de los equipos de aire acondicionado y mantener una temperatura constante. Los equipos no inverter encienden el compresor a su máxima potencia (no tienen otra) para alcanzar la temperatura programada y cuando lo consiguen se detienen. Más tarde, cuando vuelve a subir la temperatura se vuelven a encender de nuevo a máxima potencia y así sucesivamente. Los equipos inverter en cambio, regula la potencia del compresor para adaptarse a la temperatura requerida. De esta manera, podremos llegar a ahorrar hasta un 40% del consumo de energía eléctrica que tendría un equipo tradicional de climatización.

Un consejo final

Tener un equipo de climatización en el dormitorio implica que debe ser silencioso y que no supere los 24 decibelios. Igualmente, es recomendable que tenga un modo de consumo noche, para ahorrar energía eléctrica durante el sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *